martes, 4 de enero de 2011

El segundo flechazo y el inicio hacia el autoconocimiento

Después de esos años donde no hice más que ser un simple ente que no se comprendía y que vivía tratando de convencerse a sí mismo que jamás lograría amar y  de que su sexualidad era como la de todos los demás (aunque esto no es más que una mentira en este mundo de apariencias y prejuicios), inclusive introduciendo a mi vida la errada teoría de que yo solo sentía atracción emocional y física por la mujeres y que respecto a los hombres solo sentía algo físico y carnal, esto debido a que jamás me había dado la oportunidad de introducirme y conocer esa parte de mi que era atraída por el género masculino lo que ocasiono que nunca tuviera un contacto con un hombre más allá de lo heterosexual o lo que respecta a las bromas con mis amigos donde salían a flote esos chistes heteros pesados que jugaban con la sexualidad por lo que jamás había sabido la capacidad que tenia para querer y amar un hombre, sumado a esto y sustentándome esta teoría estaba el hecho de que hasta ese entonces solo una mujer había marcado mi vida como ya he  dicho anteriormente y la verdad nunca sentí las ganas  ni la necesidad de buscar otra chica. Hoy día se que esta falta de deseos es debida a que me he dado cuenta de que en mi caso la atracción que siento por los hombres es más fuerte que hacia las mujeres  debido a que me siento más completo, cómodo y liberado  con ellos, aunque no niego lo mucho que influyo mi decisión de llevar una vida distinta sin amararme  o tener hijos como la mayoría de la gente sino en cambio darme rienda suelta para cumplir mis metas y como yo digo aportarle al mundo todo lo que soy alejándome de esos ideales conformistas que tanto odio.
Con todo esto en mi vida empecé mi último año de bachiller y como todo el mundo decidí cambiar y ver la vida más positivamente y conocerme lo mejor posible para así ser más feliz y hacer ese año el mejor de mi vida además acompañado de la nostalgia que conlleva terminar la escuela donde estuve toda mi vida, por estos motivos me fui con toda ese año y dije que no estaría mas solo pero sin saber las jugadas traperas del destino dos meses después de empezar a estudiar tuve que ingresar a un programa para prepararme para el examen de estado para el ingreso a la universidad de mi país, pero me toco en un colegio de clase alta donde no conocía a nadie, apenas llegue el primer día del curso me mentalice para ser sociable y conocer gente y no para asilarme o sentirme incomodo, aunque realmente fue difícil porque solo eran clases y nunca había tiempo de socializar ni siquiera habían trabajos grupales, era un curso que alentaba la autonomía del mundo y de los demás para poder enfrentarnos solos a lo que nos esperaba  lo cual es un pequeño reflejo de lo que es la vida. Esta situación sumada al hecho que el curso era una vez por semana me desmotivo a conocer gente, pero un día en el que el aburrimiento y el sueño se apodero de mi apartándome de la clase vi en una esquina del salón tan cerca como lejos de mi a una muchacha espectacular que me cautivo con solo verla, era alta, de pelo castaño oscuro, voz fuerte pero dulce, que vestía de forma impactante con un gabán negro y unos jeans que reflejaban una personalidad fuerte, idealista, segura de si misma, tan diferente a las demás chicas del lugar, sus ojos miraban con cautela el tablero en pro de seguir sus sueños de forma fiera pero apacible, era alguien tan enfocada en  su mundo que sin pasar más de dos minutos de haberla visto me idiotice con solo contemplarla. Pasaron las horas y me tuve que marchar después de haber visto a la mujer que cumplía  con todo lo que siempre había deseado que de forma resumida era una chica sencilla, que se preocupara por si misma, que fuera idealista e inteligente. Al siguiente fin de semana no perdí oportunidad y de forma decidida me senté detrás de ella solo para tenerla cerca y poder contemplar su belleza, pero por el contexto del lugar no podíamos hablar, hasta que un día fuimos llevados a una charla de motivación vocacional y todo se torno monótono donde lo único que pensaba era que los resultados de mi test fueran acordes a lo que quería y pensaba estudiar. Pero en medio de mi meditación y soledad, escuche una vos que decía mi nombre justo a mi lado llamándome lo cual era raro porque no había hablado con nadie que supiera mi nombre así que no le preste atención hasta que volví a escuchar esa voz y al mirar era ella con una mirada intrigada y una sonrisa carismática, no lo podía creer llegue a pensar que no me hablaba a mi pero efectivamente si era yo su punto de atención, con la mayor tranquilidad el mundo empezó  a conversar conmigo y yo con el mayor de los gustos le seguí la plática, así empezó nuestra amistad que duro todo el curso, siempre estábamos atentos el uno del otro y no perdíamos oportunidad para conversas y contarnos nuestras historias lo que era nuestra vida y ella hablaba del mundo de fantasía con el que soñaba y me decía que era la única persona que la escuchaba de esa manera que se sentía muy cómoda contándome cosas que para muchos serian de locos, pero pues como no escucharla si primero que todo la adoraba y segundo yo también vivía en un mundo aparte, aunque por mucho que disfrutaba escucharle en sus historias que me daban votos de confianza pero esto implicaba algo que me carcomía el alma y era que  me volví en su confidente a tal punto que me empezó a contar sobre su relación con un hombre que según ella le daba todo y pues de una vez me mataba mis esperanzas de estar con ella. Aun así seguía flechado por su presencia a tal punto que mis amigos supieron lo mucho que me gustaba y me alentaba, pero sin darme cuenta nuestros caminos se separaros tan prontamente al finalizar el curso y ya nada fue igual pues quisiéramos o no éramos de mundos diferentes y algo en mi me desalentaba a buscarla y hoy día supe que eso paso para que  hoy día fuera feliz. Dure mucho tiempo pensando en ella, soñando con tenerla a mi lado lo que me llevo a cometer otro error como uno ya cometido en el pasado.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Años sin amor verdadero

Después de vivir en carne propia la sensación producida por amar y el dolor que conlleva un amor no correspondido vinieron años en donde nadie pudo hacer palpitar de nuevo mi corazón, durante ese tiempo me base en vivir la vida enfocándome en otros aspectos de mi vida. Motivo por el cual cometí el error de mantener una larga relación sin sentido con una muchacha de mi misma edad, que vivía cerca a mi casa y a quien conocí de la forma más absurda y coincidencial un día cualquiera que saque a pasear a mi perro y ella iba caminando y por las cosas del destino mi perro la hizo caer y como acto de cortesía y para redimir la vergüenza que tenia la ayude a levantar y más tarde terminamos charlando mientras caminábamos, su belleza me intrigaba y su seriedad me fascinaba, era una chica con mirada seria pero perturbadora y profunda, de tez clara y ojos marrones como la miel y verdes como los de un gato al mismo tiempo, su sonrisa era neutra y seductora y su nombre Laura. Digo que cometí un error al mantener una relación con ella porque nunca sentí algo más que cariño hacia a ella quien hoy pienso sentía lo mismo, nos basamos en una relación monótona sin mayor sentido  duramos meses sin saber porque estábamos juntos y a pesar de que ambos éramos consientes ninguno era capaz de actuar o estimular la relación, éramos entes amarrados el uno al otro por compromiso y no por sentimientos, a pesar de todo la atracción era latente, lo suficiente como para compartir nuestra primera vez una noche de Noviembre después de una fiesta cuando el frio nos empujaba a abrazarnos y una mirada de deseo mutua dio pie a una noche de encuentro donde no hubo más que deseo y curiosidad, pasamos el tiempo experimentando y haciendo las cosas que alguna vez en esos momentos de oscurantismo mental deseamos  hacer. Al final de aquel encuentro donde las palabras no hicieron más que aconsejar  y proponer sin siquiera dejar un –te quiero- a la vista, estábamos juntos y pensando que ese momento había sido el único en todo el tiempo que duramos de novios que habíamos disfrutado de forma sincera, pero esta conclusión acerca de la cual platicamos después, sumada al hecho de que ni siquiera nuestros allegados mas cercanos sabían de nuestra relación de años nos llevo a la determinación de dejar todo lo nuestro culminado y consumado en esa noche de placer y a partir de ahí empezar a vivir lo que en realidad queríamos pero por caminos separados.
En esta etapa de mi vida mi atracción hacia los hombres estuvo limitada a lo que mis ojos podían disfrutar, no mantuve ningún encuentro ni siquiera una conversación con alguien a quien viera con los ojos del deseo o la atracción, esto igualmente hacia las mujeres aunque  reconozco que lo hice más hacia el género masculino. Esto debido entre muchas cosas a que a pesar de ser alguien de mente muy abierta con pocos prejuicios capaz de llegar muy lejos, soy ante todo fiel y respeto a mi pareja, aunque esto implique reprimir mis deseos mas profundos, también podría decir que esta relación poco fructífera se dio por mi deseo ingenuo de tener una vida normal.  Esto claro mucho antes de que me aceptara y reconociera a mi mismo como la persona que soy y me sintiera orgulloso de esto.
A pesar de que nadie sabía de mi relación a excepción de unos cuantos amigos, veía como mi familia se sentía tranquila y estaba más lejos de decepcionarse de mí al igual que mis amigos y conocidos, pero esta tranquilidad que sentía al verme como una persona norma ( cosa que hoy pienso de forma diferente) me llevo a sufrir a no identificarme a mí mismo, a llevar una vida que no era mas que una fachada de muchacho perfecto que se odiaba por no ser lo que el sentía que debía ser, esto me llevo a dos intentos de suicidio donde lo único que me detenía era mi fe de poder entregar mi vida a los demás y ayudar a cambiar el  mundo así mi felicidad fuera  nula y mi vida miserable en un mundo de apariencias.

sábado, 11 de diciembre de 2010

LA PRIMERA VEZ QUE DIRE QUE AME

Bueno ya he contado la historia de los que fue mi infancia en esta fachada de mundo hetero en el que vivimos, ahora les contare lo que  ha sido mi juventud desde ese entonces. A partir de los 11 años con el estallido hormonal todo en mi mente empezó a enredarse, entraba en una etapa donde se supone que la cercanía con el sexo opuesta es la prioridad de todo varón, pero en mi caso no era del todo cierto, si bien no tenía ningún problema para relacionarme con las niñas siempre terminaba en plan amigo ya que no se me pasaba por la mente algo que fuera mas allá de una amistad. Pero todo esto cambio hasta que en esa explosión de hormonas caí en las redes del amor cuando por desgracia termine obsesivamente atraído por la hermana de mi mejor amigo, peor aún era su melliza, a ellos los conocía desde que tenía como 8 años eran compañeros de colegio aunque compartía clases con el solamente. Ellos Vivian cerca de mi casa por lo que siempre nos íbamos y veníamos los tres por lo que compartimos muchos momentos juntos lo cual produjo una buena amistad aunque hasta ese momento no había hecho nada mas que hacer cosas que evitaran que ella se fijara en mi esto debido a que antes no tenía interés en ella, pero ese año todo cambio cuando el colegio reorganizo a los alumnos en salones y termine estudiando con ella hay  empecé a verla no como alguien más del parche sino como una niña preciosa de ojos claros, cabello rubio y personalidad inigualable de la cual duraría años enamorado en silencio, nuestra relación como amigos mejoraba en la medida que nos compenetrábamos pero  nunca paso de ahí pues yo la veía como un amor imposible y esto originaba que creara barreras que evitaban siquiera que ella supiera lo que yo sentía por ella, barreras que yo me imponía al pensar cosas originadas en mi miedo de arriesgarme,  cosas como que no era el tipo de chico cool en el que se fijaría alguien tan popular como ella, además era un año mayor que yo y por esa bendita regla de toda mujer de buscar hombres mayores de inmediato me descartaba a mi mismo como pretendiente. Este miedo absurdo aunque con cierta justificación me torturo por más de 5 años que estudie con ella y compartí el día a día a su lado, tiempo en el cual no hice más que convertirme en ese amigo incondicional que era capaz de hacer de todo con tal de verla feliz, demostraba mi sentimientos por ella de una forma en la que mis otros compañeros se dieron cuenta de lo que sentía por ella y me molestaban aunque ella nunca me dijo nada y yo nunca tuve la suficiente fuerza para contárselo ni siquiera el ultimo día que estudie con ella como debía cambiarse a otra jornada, esa tarde en medio de las lagrimas de todos por su partida y después de jugar por última vez,  se me acerco y contemplando el atardecer que parecía el infierno por su color naranja ardiente que lo dominaba ella se acostó en mi regazo y con la melancolía del momento empezamos a darnos animo diciendo que ese no era el fin de la amistad que siempre estaríamos hay y cosas por el estilo que no eran más que un intento desesperado por ocultar el hecho de que nada sería igual, de que acababa de perder toda oportunidad de tenerla a mi lado,  han pasado años desde ese momento y siempre he tenido el cargo de conciencia conmigo mismo por no haber sido sincero con ella y no revelarle lo que mi sentía por ella que era un amor incondicional, potenciado por todo lo que ella representaba para mí  y por la magnitud de ser la primera vez que podía decir que amaba. A partir de ese momento la relación se congelo y nisiqueira podíamos mantener una conversación por chat, mucho menso una llamada aunque por estudiar en el mismo colegio nos cruzábamos ocasionalmente y nos saludábamos simplemente mientras yo iba a estudiar y ella ya se dirigía a su casa, veía sus fotos con dedicación y procuraba recordar su cumpleaños del cual siempre estoy consciente y desde ese último año a su lado y durante los 3 años que prosiguieron le envié mensajes de navidad y año nuevo, aunque sabía que no tenía nada que ganar con eso sumándole el hecho de que ella estaba totalmente enamorada de su novio un chico mayor, que pertenecía a una banda musical y que era lo que yo pensaba que era el tipo de hombre por el que ella se sentía atraída, sujeto don el cual duro demasiados años aunque supe que hace poco rompieron y estuvo en depresión .
Ella estuvo presente en mi pensamiento hasta no hace más de 4 años, sonara estúpido que alguien pueda pensar tanto en una persona que ni le da la hora pero yo lo hice en silencio, recordándola con melancolía a medida que el amor por ella se acababa por el pasar de los días, fue la primera persona que ame y que me marco la vida con su existencia y aunque esa etapa de mi vida ya paso pienso en ella como la hermosa y dulce niña que me demostró  que el amor existe y que tenía una vida entera en la cual debía conocer muchas personas y decirles lo que sentía para no volver en el error de sufrir por miedo a decir lo que siento.

sábado, 4 de diciembre de 2010

MI INFANCIA

Para muchos existe el interrogante acerca de si uno nace o se hace, y para dejar claras las cosas desde un inicio yo diria que naci, esto lo justifico en el hecho de que esta sensacion estuvo presente en mi desde el momento en el que gozaba de mi mas prematura niñez. Recuerdo esos tiempos de inocente e injenuidad aproximadamente mi primer recuerdo data de cuando tenia 6 o 7 años, en aquellos momentos vivia en un mundo que intentaba hacer de mi lo que los demas creian correcto, me inculcaban valores que hoy día juzgo y aprecio, y me exigían al mismo tiempo que fuese un niño ejemplar, pero aun asi no era facil a pesar de tener gente a mi alrededor que me queria y me cuidaba siempre evitando que sufriera por los maltratos de un mal padre que jamas debio serlo, un hombre aparentemente intelectual y culto ante la sociedad, pero vil y cruel con nosotros. Es curioso recordar esos vagos recuerdos que tengo de él a mi lado y escuchar esas palabras tan dolientes y directas por parte de el, incluso hay una que hoy día resulta ser paradojica y es cuando me trataba de gay de señorita simplemente por ser introvertido, me decia eso como si yo contara con un intelecto que contara con el significado real de esas palabras, tan inocente y vulnerable era en esos momentos que fue tiempo despues que comprendi que su fin no era mas que herirme y lo hacia hiriendo mi supuesto y prematuro orgullo de macho, -que pensamiento mas absurdo.-. Por aquella epoca en donde se supone que uno empieza a hallar su identidad sexual yo vivía pendiente de los asuntos normales de todo niño, pero aun asi me llegan los recuerdos de estar en reuniones familiares y sentir atraccion fisica por un primo mucho mayor que yo, aunque era una atraccion fisica no alcanzaba mi mente a maquinar nada sexual, estos pensamientos me confundian porque se suponia que eso no era normal; pero aun asi no fue algo a lo que le prestara mayor atencion. Uno o dos años despúes de que esto empezo a suceder empece a tener nocion de tematicas sexuales gracias a mis compañeros del colegio, a pesar de ser un niño introvertido generalmente terminaba conversando con esos niños antisociales, lo que la gente llama niños problema que no son mas que el resultado de familias intolerantes y caoticas, en esas platicas muchas veces oia cosas que jamas habria pensado, eran cosas tan indecentes y precoses para ser discutidas por niños de nuestra edad que no era capaz de hablarlo con ningun adulto pues bien es cierto que nunca e confiado demasiao en al gente a pesar de lo mucho que se que me quieren, luego vinieron las clases de sexualidad en el colegio y el panorama tomaba sentido. Aveces creo que tuve esa informacion muy precoz, pues por ejemplo la primera descripcion de sexo oral que escuche fue cuando tenia 8 años y esperaba el bus para el colegio y un amigo me conto lo que habia visto en una revista de su hermano, aun asi fue hasta varios años despues que supe que eso era verdad y que ese día mia migo no me tomo del pelo.
Por esos días fue cuando senti la primera atraccion afectiva y fisica por alguien a la vez, todo fue por una niña que para mi era hermosa aunque era demasiado timido para hablarle la admiraba en silencio, pero el sentimiento no duro ya que solo estuve estudiando con ella un año hasta que me cambiaron de curso, al año siguiente conoci la que en ese momento tome como la mujer de mi vida jajajaja era de cabello lasio, tez perfecta, ojos verdes profundo y una voz cautivadora, llegue a quererla tanto que una vez llore por ella; pues me habían dicho que se cambiaria de colegio y no soportaba la idea de perderla asi ella siempre me ignorara, recuerdo a mi familia preguntarme el porque de aquel llanto a lo cual respondia que era causado por celos a mi hermano menor, lo cual jamas fue ni sera cierto,ya que no soy el tipo de persona sentimentalista  por desgracia para mi familia que si lo es en exceso. En ese momento por lo que ya podran darse cuenta vivia una realidad heterosexual aparente pero si bien todo esto ocurria en el campo afectivo, en el aspecto fisico a pesar de tener no mas de 9 años ya contaba como dije antes de basta informacion sobre sexo y esto me generaba pensamientos que si bien no podrian considerarse totalmente XXX si eran lo suficientemente explicitos, eran pensamientos acerca de hombres y mujeres desnudos besandose, lo curioso era que siempre prestaba mas atencion a la silueta masculina que tanto me encantaba, aunque esto me asustara debido a que vivia en un entorno donde era visto como anormal y pecaminoso que un niño fantaseara con hombres desnudos. Esto me llevaba a sentimeintos de culpa y miedo, siempre pensaba que todo hiba a cambiar yq ue seria como todos deseaban que fuese, a pesar de este martirio interno jamas se lo conte a nadie y hoy día pienso que fue lo mejor no me imagino como habria termiando todo si yo ubiera hablado. Acompañando todos estos pensamientos fantaseosos siempre estuvo presente un deseo de sentir mi piel aunque no conociera formas de obtener autoplacer, me interesaba hacer cosas como tocar toda mi piel o andar desnudo lo cual me generaba tanta satisfaccion y curiosidad que no me importaba vivir con el cargo de conciencia que sentia al pensar que no era  el niño perfecto que todos deseaban y creian que yo era.
Hasta este punto mi vida fue un sube y baja de autoconocimiento, donde mi curiosidad se desperto e inicio mi historia.. La historia de un joven bisexual en un mundo hetero.


Mi concepto de lo que es ser bisexual

Antes de escribir lo que significa para mi ser bisexual, quiero aclarar que soy una persona que piensa que cada ser humano es una sexualidad distinta. Aclarado lo anterior dire que para mi ser bisexual es ser alguien de mente abierta que ve la encarnacion del amor en las personas sin importar el genero, lo que lleva a sentir atraccion tanto fisica como emosional por las personas que se ganen la oportunidad de entrar en nuestras vidas y todos aquellos que por el hecho de existir hagan enfocar nuestars miradas en si mismos.Veo la bisexualidad como algo natural y muy comun en la sociedad mas de lo que la mayoria de las personas opinan y creen, esta afirmacion la justifico en mis vivencias personales las cuales compartire a traves de este blog y donde muchas veces quedara al descubierto que vivimos en la ilusion de un mundo aparentemente hetero, que es en si mismo es la fachada de un mundo diverso habitado por seres y sentiemientos ocultos tras sus propias apariencias.

El porque de este blog

Bueno antes que nada quiero decirles que mi nombre es Enqueli, soy un chico de 18 años, soy bisexual y vivo en Bogotá. Este blog nacio de mis deseos de que la gente no solo de este mundo alejado de la heterosexualidad sino cualquier persona tenga la oportunidad de ver mas halla de la punta del iceberg de la bisexualidad y se dejen esas nociones abusurdas que llevan al rechazo, la estigmatizacion y el maltrato, esto pretendo lograrlo a travez de la publicacion de mi vivencia personal a traves de mi vida y las experiencias que viva día tras día. Otro motivo para la creacion de este blog nace de mi decision de seguir liberando mi alma ya que a pesar de estar en uno de los mejores momentos de mi vida, mi alma no esta libre en una sociedad basada en falsas apariencias y perjuicios donde no es posible exteriorizar tus verdaderos sentimientos.